CEMENTERIO DE SANTA MARÍA A NOVA Calle Escultor Ferreiro, 11 - 15200 Noia
El Cementerio de Santa María a Nova está en el centro de la actual villa, entre edificios, fuera de las antiguas murallas que la defendían. En medio de la necrópolis se encuentra la iglesia del mismo nombre, construida hacia 1320 en el lugar donde existía un templo anterior. Según consta en una inscripción de la puerta lateral del templo, fue edificado y consagrado por Frei Berenguel de Landoira el 28 de enero de 1327, siendo procurador de la obra Pedro Bochón.

El conjunto está separado de la calle por una verja que precede una zona verde y, a su vez, unos altos muros de piedra. En el lienzo sur de este, se puede observar una piedra labrada con una figura humana que parece defenderse de un dragón. Según Álvaro de las Casas, se trataría de un simple adorno del siglo XVI. Pero también podría relacionarse con la leyenda que decía que en el cementerio vivía una cobra de extraordinarias proporciones. El reptil defendía el recinto sagrado y atemorizaba a la población, hasta que un vecino se encomendó a la Virgen María y logró vencer a la serpiente. Sin embargo, otros autores como Barroso Castro y Neira Pérez, argumentan que podría estar en relación con la Cofradía de los Clérigos de Nuestra Señora de la Concepción, dedicada a la celebración de cultos fúnebres, pues la iglesia fue sede de la misma. Así, representaría el capítulo 12 del Apocalipsis donde Miguel y sus ángeles combaten y derrotan a un dragón.

Adosados a los muros de la iglesia se encuentran varios arcosolios. Uno de ellos conserva una inscripción que dice Sepultura de Po. Afonso da Pont. Era MCCC y un escudo con una especie de puente. Según los estudiosos, la fecha estaría incompleta, pues sino sería anterior al propio templo. Así, se trataría del sepulcro de Pedro Afonso, quien en 1347 realiza una donación a la cofradía.

Junto a estos arcosolios, numerosos nichos y panteones de los siglos XIX y XX circundan el recinto. Pero, sin duda, este cementerio destaca por conservar más de 500 laudas funerarias datadas entre el XIV y el XIX, formando una de las más importantes necrópolis gremiales de origen medieval. Las lápidas indican con una marca que persona está sepultada. Según Xepe Torres, las que tienen una figura humana representan a una persona de clase noble, hidalga o gremial dirigente, con estatuas yacentes en las tapas; las heráldicas tienen el blasón de la familia; y en las profesionales se indica la ocupación del fallecido/a con grandes herramientas de su trabajo. Así, destacan las marineras, con conchas, agujas de coser redes, ondas o anclas. También son significativas las que representan un sastre, con las tijeras y la vara de medir; un carnicero, con un cuchillo y un machete; un cantero, con el pico y la escuadra; un carpintero de ribera o un zapatero, con plantillas de zapatos.

Además, en el lado sur del campo santo, se encuentra un crucero de estilo gótico, interesante ejemplo de esta tipología. En su cruz están representados, en el anverso, Cristo crucificado ante la presencia de María y Juan; en el reverso, la Virgen con el Niño; y en cada una de las caras del capitel aparecen los símbolos de los cuatro evangelistas, el tetramorfos cristiano. Por su parte, en la zona norte se sitúa otro interesante crucero, conocido como Cristo do Humilladoiro, cobijado bajo un baldaquino. Dicho palio de piedra está formado por cuatro pilares que sostienen los frisos, dos de ellos historiados. En uno se representa a un animal herido que huye del hombre y de los perros, y en el otro a la luna en sus cuatro fases, alegorías de nuestra existencia. Datado en el siglo XVI, tendría como finalidad la realización de prácticas litúrgicas para mediar por los difuntos, así como adoctrinar a los vivos que asistían a dichas prácticas, siendo lugar de oración en el cementerio. Sin embargo, el crucero que alberga ya no es el original, trasladado en 1909 a Santiago de Compostela para mostrar en la Exposición Regional Gallega.

Desde mediados del siglo XIX hubo varios intentos para clausurar el cementerio y trasladarlo a las afueras de la ciudad. Junto a la opción del traslado, existió también la de mejora del recinto. Así, por ejemplo, de 1865 se conserva un documento en el que se recomienda la colocación de una reja de hierro en la entrada y una muralla en las zonas norte y sur, delante de las casas, para respetar el lugar sagrado, evitando la profanación y que el recinto fuera utilizado como lugar de pasto de cerdos y carneros.

De 1884 data una propuesta en el pleno municipal para construir un nuevo campo santo. Sin embargo, este nuevo recinto, ubicado en la zona de O Paramo de la vecina parroquia de Argalo, no vería la luz hasta finales de los años '80 del siglo XX.

En Santa María a Nova descansan conocidas personalidades de la vida política y cultural gallega. Miembros de la familia Cadarso, el sacerdote e historiador Eladio Oviedo Arce, el compositor Felipe Paz Carbajal o los músicos Gonzalo Ageitos Salgueiro y Prudencio Romo, director del grupo Los Tamara, entre otros.
SOBRE EL BICEn 1973 se declara monumento histórico artístico de carácter nacional la Iglesia de Santa María a Nova con sus anejos, entre los que se incluye el cementerio.Descarga la documentaciónHORARIODe lunes a viernes de 10:30 a 13:30 y de 16:00 a 18:00 horas.
Sábados de 10:30 a 13:30 horas.
Domingos de 11:00 a 13:30 horas.
En verano (de junio a septiembre), el horario de cierre semanal se amplía hasta las 20 horas.
CONTACTOhttp://www.noia.es981842169PROPIEDADMunicipalÉPOCASiglos XIV a XXIBIBLIOGRAFÍA
  • DE LAS CASAS, Álvaro: O Cemiterio de Sta. María a Nova. Gráficas Sementeira, Noia, 1991.
  • GARCÍA VIDAL, Pedro: A Noia da Memoria. Concello de Noia, 1991.
  • GONZÁLEZ PÉREZ, Clodio: La Iglesia y el cementerio de Santa María a Nova de Noia. Diputación Provincial de A Coruña, 2003.
  • PENA CASTRO, Mª Jesús: Vivir na historia: antropoloxia do patrimonio urbano en Noia. Toxosoutos, Noia, 2006.
  • NEIRA PÉREZ, Xoán Manuel; BARROSO CASTRO, José: Derradeiras vontades . Ed. Mendaur, 2011.
ENLACESDESCARGAS
© etnoga. Todos los derechos reservados | Contacto | Cr´ditos

Colaboraciones

  • Concello da Coruña
  • Concello de Noia
  • Concello de Ourense
  • Concello de Cambados
  • Ayuntamiento de Castro Urdiales
  • Ayuntamiento de Comillas
  • Markina-Xemeingo Udala
  • Elgoibarko Udala
  • OarsoAldea, Turismo en Euskadi
  • Ajuntament de l'Escala
  • Museo de l'anxova i de la sal
  • Museo Arenys de Mar
  • Sacramental de San Isidro
  • Asociación PATMOS Jaén
  • Ayuntamiento de Casbermeja
  • Fundación Cementerio Inglés de Málaga
  • Asociación Parque Funerario Cementerio San Rafael y San Roque
  • Ayuntamiento de la Villa de La Orotava
  • Ayuntamiento de San Cristóbal de La Laguna
  • Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria
  • Cabildo de Gran Canaria
  • Holy Trinity Church at Gran Canaria
  • Ayuntamiento de Tías

Agradecimientos

Rubén Ventureira, Suso Martínez, Mª Begoña López y Javier Sánchez-Tembleque; Concha Allut y Rafael García; Marga Martín; Manuel Galiñanes; Eloisa Clara Ten; Ángel Armendariz Gutiérrez; Juan Francisco Ureta; Pedro Velarde; Juan Jose Txurruka y Mikel Elorza; Blanca Salegi; Jabrus; Izaskun García; Lurdes Boix; Esther Celma y Toni Flores; Neus Ribas; Oriol García; Almudena Moreno; José Manuel Higuera; Antonio Artacho, Cristobal Pino y Antonio Domínguez; Bruce A McIntyre; María Teresa Laborda y Daniel García Pulido; Nieves Guardia y Pedro; Bernardo Iglesias; Sergio Andrada Lapenne; Ana Delia Ojeda León; José del Rosario y Juana Hernández; Betty Burgess y Manuel Ramírez Sánchez; Arnán; Pino Dolores Santanza; Julián Hernández.